El sistema ERP es el motor de la innovación en la actualidad, ya que proporciona múltiples ventajas competitivas frente a los competidores en cualquier sector empresarial.La transformación digital es ya un fenómeno global que está obligando a optimizar los procesos de gestión en las empresas para que estas sobrevivan en un mundo en el que la competitividad parece no tener freno. El ERP se alza como la mejor solución a los problemas de gestión que más se dan en el mundo empresarial actual.


Permite ahorrar: gracias a la automatización de algunos procesos, las empresas podrán reducir costes innecesarios y ahorrar, de este modo aumentan la productividad y rentabilidad.

Brinda innovación: implantar un ERP es un método muy eficaz para introducir a las empresas en la cultura de la innovación y beneficiarse de todas sus ventajas.Nube: los ERP en la nube aumentan su popularidad, y es que la comodidad de tener acceso al programa de gestión desde cualquier dispositivo con conexión a Internet es cada día que pasa la opción más demandada por los empresarios.

Mejora de la relación con el cliente: ya que posibilita una respuesta más ágil en la gestión del negocio.Algunas de las características que no pueden faltar en un ERP actual son movilidad, integración con terceros y adaptación total al modelo de negocio de la empresa.

¿Cómo sé si mi empresa necesita un ERP?

Las empresas que deciden implantar un software ERP para la gestión de los recursos empresariales resuelven los siguientes problemas:

Alto nivel de desorganización: la viabilidad de la actividad empresarial muchas veces va a depender de cómo están organizados todos los procesos. Un ERP optimizará los procesos organizativos y permitirá el crecimiento del volumen de negocio de la empresa.

Incremento de la gestión en el área administrativa: las labores de documentación, facturación y, en definitiva, de trámites empresariales, pueden llegar a ser muy tediosas. Por ello, un sistema ERP automatiza algunos procesos rutinarios y ahorra tiempo, a la vez que aumenta la eficacia de la gestión.

Fallos en las decisiones empresariales relevantes: las decisiones que toma la directiva están basadas en la información que se posee. Este conjunto de datos se genera tanto de forma interna como externa a la empresa. Contar con una herramienta como un programa digital ERP ayudaría a almacenar, organizar e interpretar eficientemente toda esa cantidad de datos, que a la vez, permitiría el acierto de las decisiones que marcan el rumbo de la empresa.

Cuando la inversión en recursos no se refleja en los resultados: en muchas ocasiones las compañías se empeñan en invertir en recursos empresariales para realizar tareas sencillas, que podrían ser automatizadas a la perfección con la ayuda de un sistema integrado de gestión, para que la rentabilidad final pueda mejorar.Implantar un ERP o sistema de gestión de tu empresa es una garantía de éxito, ya que optimiza todos los procesos de gestión y organización, y hace posible el incremento de la productividad y rentabilidad de tu negocio.